domingo, 1 de marzo de 2009

Andy


Faltaba un día para NocheBuena y Andy estaba ansioso. Vería a toda su familia y ellos verían la suya. Las Navidades entusiasmaban al dueño del bar Olimpya, su padre le preguntaría por el bar, sus hermanos recordarían batallitas de la infancia y la pequeña Sandra sería el centro de antención de la cena.
Estaba ensimismado en esto cuando David entró en el bar. Nada más entrar le vio algo apagado, algo poco corriente desde que La Chica de los Libros y él se relacionaban. Pero era domingo y ella no trabajaba, Andy pensó que al chico le pasaba eso.
Pasó la mañan haciendo cafés y tatareando villancicos, incluso puso un cd para que todos los escucharan. Había decorado el local con miles de garlandas de colores, un árbol de Navidad en la puerta, muérdago, flores...
-David, ¿Te gusta como ha quedado el local?
Este le miró apenas con ganas.
-Muy navideño, Andy.
La poca emoción de David sorprendió al dueño.
-¿Eres otro de esos que odian la Navidad?
-Más o menos.
Antes de que el dueño pudiese decirle nada más, el camarero corrió a atender un cliente. Andy recapacitó; el chico estaba solo, no iba a tener una Navidad muy animada. Al bajar, le miró por primera vez con la necesidad de hablar. Andy se sorprendió, notaba cuando alguien quería contarle algo pero no sabía cómo.
-¿Dónde vas a pasar la Navidad?
Hubo un silencio incómodo que se llenó con un villancico. Tras varios segundos de vacilación, David cogió una taza y se preparó un café. Andy le miró mientras lo hacía, le clavaba la mirada en la espalda y le sabía mal, pero no conocía otra manera de hacerlo hablar.
-En el piso.
Andy se sintió mal.
-¿Con quién?
El silencio era aún más pesado que el anterior. El camarero se giró, cojió una bolsita de azúcar y mientras la abría miró al dueño.
-Creo que ya lo sabes.
“Pobre chico” fue lo único que pasó por la cabeza de Andy mientras le explicaba como ir a su casa para la comida de Navidad. No iba a permitir que un buen chico pasara las navidades solo y comiéndose la cabeza.
Le gustaba protegerle.

1 comentario:

kayako saeki dijo...

Me parece ke voy ha empezar a leer de nuevo todas tus entradas... estos personajes me kautivan y me emocionan... es komo dibujar las viñetas en mi kabeza....
Muchas gracias ....
besitos!!!